¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Fundaciondelcerebro.es utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

Tipos de cookies que utilizamos en fundaciondelcerebro.es:

Preferencias o funcional: Estas cookies permiten recordar información que cambia el aspecto o el comportamiento del sitio como, por ejemplo, tu idioma preferido o la región en la que te encuentras.

Procesos o rendimiento: Las cookies de procesos permiten el funcionamiento de fundaciondelcerebro.es y ofrecen servicios esperados por el usuario que accede a fundaciondelcerebro.es como, por ejemplo, la navegación por las páginas o el acceso a áreas seguras del sitio web. Sin estas cookies, el sitio web no puede funcionar de forma adecuada.

Estado de la sesión: Fundaciondelcerebro.es recopila información sobre la forma en la que los usuarios interactúan en el sitio web. Esta información puede incluir las páginas que los usuarios visitan con mayor frecuencia y si los usuarios reciben mensajes de error de determinadas páginas. Utilizamos las denominadas "cookies de estado de la sesión" para poder mejorar nuestros servicios con el fin de mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Si estas cookies se bloquean o se eliminan, el sitio web seguirá funcionando.

Google Analytics: Google Analytics es la herramienta de analítica que ayuda a fundaciondelcerebro.es a entender el modo en que los visitantes interactúan con el sitio web. Puede utilizar un conjunto de cookies para recopilar información e informar de las estadísticas de uso del sitio web sin identificar personalmente a los visitantes de fundaciondelcerebro.es.

Marketing o publicidad: Estas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a fundaciondelcerebro.es, como puede ser el caso de Facebook o Twitter.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de fundaciondelcerebro.es, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso:

http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica e inflamatoria del sistema nervioso central (cerebro y la médula espinal) que comienza en la juventud. La esclerosis múltiple es la causa más frecuente de incapacidad por enfermedad de las personas jóvenes.

En España hay más de 35.000 afectados.

El origen de la enfermedad y de los síntomas

La mielina es la sustancia que rodea a las fibras nerviosas y que facilita la conducción de los estímulos nerviosos. En la esclerosis múltiple surgen en el cerebro y medula espinal de manera consecutiva focos de inflamación, denominados “placas”, que destruyen la mielina. La interrupción de la transmisión de los estímulos nerviosos provocan los síntomas. En la esclerosis múltiple existe una disfunción del sistema inmunológico, pero las causas que la originan son todavía desconocidas. La esclerosis múltiple NO es una enfermedad contagiosa NI hereditaria NI mortal.

Síntomas y evolución de la esclerosis múltiple

La mayoría de los pacientes con esclerosis múltiple padecen a lo largo del tiempo episodios de empeoramiento agudo, denominados “brotes” o “recidivas”, que son la consecuencia de la aparición de una nueva placa. Los brotes evolucionan de manera espontánea hacia la mejoría, aunque en ocasiones dejan secuelas definitivas. Entre un brote y otro pueden transcurrir meses o años durante los cuales la enfermedad parece que está inactiva. A esta forma de evolución de la esclerosis múltiple se la denomina “recidivante-remitente”. Los síntomas de cada brote son muy diversos y varían en función de la parte del sistema nervioso central donde surge la placa; los más frecuentes son: debilidad muscular, trastornos de la sensibilidad, visión doble, perdida de visión por un ojo, falta de coordinación, rigidez muscular, trastornos urinarios, trastornos de la función sexual, sensibilidad al calor, …. No todos los pacientes con esclerosis múltiple presentarán todos estos síntomas.
Algunos pacientes al cabo de los años presentan un deterioro paulatino de su estado neurológico sin relación con los brotes, esta forma de evolución es la “secundariamente progresiva”.

Diagnóstico

El diagnóstico de la esclerosis múltiple se establece en base a los síntomas, exploración neurológica, evolución clínica, análisis de sangre y líquido cefalorraquídeo, resonancia magnética y potenciales evocados; aunque no siempre es necesario realizar todas estas pruebas.

Pronóstico

El pronóstico de la esclerosis múltiple es muy variable. Algunos pacientes presentan numerosos brotes y otros muy pocos. En ocasiones la esclerosis múltiple no provoca finalmente ninguna incapacidad importante (esclerosis
múltiple “benigna”) pero en otras el estado neurológico de los enfermos se deteriora hasta ser incapaces de caminar o vivir de manera independiente. Es muy difícil establecer cuál será el pronóstico de un paciente concreto.

Tratamiento de la esclerosis múltiple

No se conoce ningún medicamento que sea capaz de "curar" la esclerosis múltiple pero se disponen de varios que la “frenan” y existen otros nuevos que estarán disponibles en el futuro inmediato. Además existen numerosos
tratamientos para aliviar los síntomas. Muchos pacientes no precisan afortunadamente ningún tipo de tratamiento. La esclerosis múltiple no se puede prevenir. Es importante que el diagnóstico y seguimiento de la evolución de la esclerosis múltiple sea realizada por un neurólogo. El neurólogo es el especialista más capacitado para informar